Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2019

No te detengas

Imagen
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de…

Una primera descripción

Imagen
No comprendo es el nombre de este blog y con el trato, una vez más, de volcar en un blog cosas que me van ocurriendo y pensamientos que me vienen a la cabeza. La primera vez que escribí en un blog lo hice en un artículo sobre la superstición del Martes 13 hace casi 15 años y, durante un tiempo, me hizo bien escribir. Incluso mantuve una interesante relación con algunos lectores que comentaban mis artículos; a veces dándome la razón y otras criticando (en algunos casos en forma impiadosa) lo que tan afanosamente yo había escrito. Pasado este tiempo me doy cuenta que, aunque mis escritos eran fundados, en muchos casos me equivoqué en forma garrafal y, algunas de mis opiniones, son absolutamente refutables. Quizás ello me llevó a escribir este "No Comprendo", quizás eso me llevó a intentar transmitir, de alguna forma, mi experiencia de vida que me ha llevado a andar y desandar caminos equivocándome una y otra vez y, créanme; lo más difícil de desandar un camino es el proceso de…